• Complejo ATICA Edificio 5, Madrid
  • 91 005 23 94
  • hola@seoalcuadrado.es
Qué son los puntos de dolor y cómo puedes aprovecharlos
Usted está aquí: Inicio \ Sin categoría \ Qué son los puntos de dolor y cómo puedes aprovecharlos
11 diciembre 2019 - 11:51, por , en Sin categoría, sin comentarios

Dentro del mundo del Marketing, el marketing emocional se ha posicionado como uno de los elementos clave. Incide en la psicología sobre cómo afecta todo al vendedor y al cliente. Una de las formas de lograr una buena estrategia pueden ser los puntos de dolor. Te contamos qué son.

Los puntos de dolor (pain points) es como se denomina a la búsqueda de los vacíos o los problemas que tiene un consumidor. Además, estos suelen ser solucionados a través de la compra de un producto específico de nuestra marca. Aunque el término ‘puntos de dolor’ pueda tener cierta connotación negativa, lo cierto es que no es así.

Es importante tanto investigar al consumidor en sus hábitos de vida como saber qué es lo que opinan y dicen de nuestra marca. La realización de distintos estudios muestra los problemas que puede detectar. El objetivo de las empresas es satisfacer las necesidades de los consumidores.

Cómo mejora las ventas los puntos de dolor

La estrategia que se debe seguir para aumentar las ventas depende en cierto modo de la posición en que se encuentre la empresa y de los clientes. No es igual una estrategia para lanzar al mercado un producto nuevo que si ya contamos con consumidores habituales. Existen diferentes técnicas y debemos mencionar alguna en concreto.

El Inbound Sales es una de las más conocidas. Es un método de ventas que se enfoca en los “pain points” de los clientes. La idea es hacer una consulta convirtiendo el proceso de venta en personalización. En esta ocasión, el responsable interactúa con el cliente buscando llegar a su punto débil y ofreciendo una solución al problema.

Se centra en tres etapas:

  • Atraer al consumidor. Así logramos un contacto posterior a la fijación de los productos de la empresa por parte del consumidor.
  • Interactuar con las personas interesadas es fundamental. Es el momento de ofrecer la oportunidad de hablar con las personas que han mostrado ya un interés.
  • El producto debe estar adaptado a solucionar las necesidades. Es importante que esté adaptado a las necesidades del cliente y así conseguir que esté satisfecho y fidelice con la marca.

Es decir, que una estrategia focalizada en los puntos de dolor no es más que una estrategia que busca encontrar los puntos débiles de los usuarios para poder cubrir sus necesidades y fidelizar.

Sobre el autor

Los comentarios están cerrados aquí.